Por: Oscar Uzcategui (V.M. Kwen Khan) [AGEAC]


Todos creíamos que la época de las persecuciones clericales e inquisitoriales, al estilo de la Edad Media, dibujadas bastante bien en la obra El nombre de la Rosa, e igualmente llevada a las pantallas de Hollywood, eran cosa del pasado y que, por tanto, pensar en una persecución constante por parte de grupos reaccionarios y dogmáticos contra las asociaciones filosóficas indagadoras de los enigmas del hombre, sería impensable.


Hoy hemos sido nuevamente desconcertados por las campañas “inquisitoriales” que contra de la Gnosis ha desatado en Internet un grupo obscuro con intereses indecibles que se esconde detrás de un foro llamado lagnosisdevelada.com


Resultan curiosos los adjetivos y ataques que los miembros de ese “imparcial” y “distinguido” foro utilizan en contra de las enseñanzas gnósticas, sin conocer en lo más mínimo la esencia de los postulados eternos de la Gnosis y sin tener en cuenta para nada la ética ni el respeto a las ideas ajenas.


Como quiera que es tan malo callar cuando se debe hablar, como hablar cuando se debe callar, el movimiento gnóstico internacional, en su legítima defensa, quiere exponer lo siguiente:


  • A las instituciones gnósticas que siguen fielmente la tradición entregada por el presidente fundador del Gnosticismo contemporáneo, V.M. Samael Aun Weor, jamás le han interesado los lavados de cerebro sobre cualquier grupo humano de nuestra etnia social, ya que precisamente uno de los bastiones de la Filosofía Gnóstica ha sido, a través de los siglos, el destruir todo tipo de dogmas, como ese que durante tantas centurias se usó para obligar a la humanidad a aprender de memoria, y sin comprensión de ninguna especie, una cartilla clerical (el catecismo) so pena de “ir a parar al infierno o ser raptado por el Diablo”...


  • Los secuaces del anti Gnosticismo ignoran que la Gnosis ha existido desde hace milenios y que, en más de una ocasión, le ha salvado la vida a la mismísima fe cristina, como lo atestigua uno de los padres de la Iglesia cuando dice: “Los Nazarenos eran conocidos como Bautistas, Sabeanos y Cristianos de San Juan. Su creencia era que el Mesías no era el Hijo de Dios, sino sencillamente un profeta que quiso seguir a Juan”. Orígenes, Vol. II, página 150. “Cuando las concepciones metafísicas de los Gnósticos, que veían en Jesús al Logos y al Ungido, empezaron a ganar terreno, los primitivos cristianos se separaron de los Nazarenos, los cuales acusaban a Jesús de pervertir los doctrinas de Juan y de cambiar por otro el Bautismo en el Jordán”. Codex Nazarenus, II, pag. 109.


  • Los perseguidores del Gnosticismo desconocen que muchos de los grandes padres de la Iglesia Cristiana primitiva fueron gnósticos y, en consecuencia, columnas de la misma, como el propio San Agustín, quien al lado de otros se confesó gnóstico por considerar que solo el Gnosticismo tenía respuestas válidas y serias para las preocupaciones del hombre de todos los tiempos.


  • Nosotros no negamos que en el mundo existen intereses creados a los cuales conviene muchas veces manipular el cerebro de las multitudes para inclinarlos hacia sectarismos políticos, religiosos, económicos o ideológicos, pero queremos dejar claro que la verdadera enseñanza gnóstica tan solo busca que cada persona se autoobserve y se autoconozca íntimamente, para que pueda ella misma, mediante una comprensión creadora libre de todo tipo de fanatismos, descubrir sus propias debilidades y aplicar correctivos sobre sí misma con el propósito de poder desarrollarse hondamente como persona y como ente social. ¿Es esto acaso un delito? ¿Es un delito que el ser humano se pregunte por qué existo, quién soy realmente y adónde voy más allá de la muerte? ¿Qué será lo que molesta tanto a los inquisidores de nuestros días cuando saben de alguien que “quiere pensar por sí mismo” y no ser títere de ninguna organización, escuela o religión, por muy grande y poderosa que esta sea?


  • Existe el periodismo profesional y el pseudo periodismo. El primero es autocrítico, imparcial, profundo, veraz y traslúcido. El segundo es fruto de mentes deficientes, con mordazas religiosas o políticas, superficial, ambiguo, falso y con muchas reservas. Es lamentable que algunos medios periodísticos se presten al juego de las corrientes dogmáticas que han manifestado, cientos de veces en la historia, su afán mediatizador del pensamiento humano y persecutor de todos aquellos que se han atrevido a reflexionar acerca del porqué de la existencia.


  • Se busca desacreditar a las instituciones gnósticas con cualquier pretexto, por ejemplo, acusándolas de querer alejar a sus adeptos de las familias, si haberse tomado la más mínima molestia de investigar o contrastar esta afirmación. Ignoran los pseudo periodistas que uno de los pilares fundamentales en los que se sustenta la enseñanza gnóstica se encuentra en la unidad familiar y la cooperación con los seres que desde la cuna nos han rodeado. De esta forma lo explica el V.M. Samael Aun Weor (fundador de la Gnosis contemporánea), en una conferencia dictada por él mismo y recogida en un libro titulado “El Quinto Evangelio”: “El basamento de estos estudios empieza por haber alcanzado el nivel del «Buen Dueño de Casa»: buen esposo, buen padre, buen hermano, buen amigo; el hombre que vela por su hogar, la mujer que vela por sus hijos. Y si no es casada, la mujer que es la buena hija, la buena hermana, la mujer de hogar... Y si es hombre, y no es casado, será por lo menos el buen hombre que vela por los suyos, por sus familiares, y si no los tiene, pues entonces cumplirá con sus deberes, los que existen para con toda la humanidad en general. Si uno no ha alcanzado el nivel del «Buen Dueño de Casa», no sirve para estos estudios”.


  • Resulta ridículo que en Occidente ataquemos la represión periodística que se ha hecho durante más de 50 años en los países del Este, y que nosotros aquí, en Occidente, estemos empezando igualmente a perseguir a quienes haciendo uso de la “Carta Constitucional y el espíritu democrático de cualquier nación libre”, queremos indagar científicamente sobre el hombre y la trayectoria de este último sobre la faz de la Tierra.


  • La temática gnóstica de la “negación de sí mismo” es tan antigua como la historia del mundo y el mismo Jesús dejó establecido el siguiente postulado: “El que quiera seguir en pos de mí, tome su cruz, niéguese a sí mismo y sígame”. Preguntamos otra vez: ¿Es un delito, acaso, el estudiar cada quien su subconsciente con el propósito, bien definido, de impedirle al Ego animal que toda persona lleva dentro, la posibilidad de que nos haga sus esclavos? ¿Por qué, si tanto se quiere que la humanidad se regenere, no se va al fondo psicológico del ser humano en donde se encuentran las raíces de todos sus males, y se establecen remedios adecuados basados en la COMPRENSIÓN DE FONDO y en el PSICOANÁLISIS ÍNTIMO? Esta es la alternativa que plantea el Gnosticismo contemporáneo y ello molesta a quienes piensan que los problemas del hombre de nuestros días se pueden solucionar aceptando a ciegas un texto dogmático o una creencia repetida de memoria aunque se desconozca su fondo de realidad.


  • Acerca de la Alquimia sexual permítasenos decir aquí que lamentamos el desconocimiento que tienen los enemigos de la Gnosis acerca de una ciencia ampliamente conocida con el nombre de Tantrismo y la cual constituye, en sí misma, una técnica mediante la cual el hombre puede hacerse consciente de sus propias energías y canalizarlas armoniosamente a través de su cuerpo ayudándose de la ciencia de la respiración, la meditación y asimismo la Transmutación. Einstein ya lo indicó cuando enunció la ecuación de la energía al decir: “Energía es igual a masa por la velocidad de la luz al cuadrado”. Con lo cual señaló que la masa puede hacerse energía y la energía puede convertirse en masa. Esta técnica utilizada por millones de monjes adscritos al Lamaísmo en el Tíbet y en la India, y asimismo conocida por los devotos de la Yoga en Oriente y Occidente, nada tiene de extraño y mucho menos contra natura. Lo que sí es un inminente peligro es la represión de las energías sexuales o el derroche de los potenciales energéticos del ser humano, todo lo cual lleva tarde o temprano a padecer desequilibrios de todo tipo. ¿Qué saben acerca de esto los fanáticos de los dogmas clericales o científicos? ¿Por qué repiten como loros lo que ni siquiera les consta?...


  • La lógica más elemental enseña que para discernir una cosa es menester conocerla, por lo tanto el que se ríe de lo que desconoce –como bien lo apunta el insigne escritor Víctor Hugo– ESTÁ EN EL CAMINO DE SER IDIOTA. Tal es la postura de algunos fanáticos que usan cualquier medio, si el menor de los escrúpulos, para mofarse de lo que no conocen, ignorando, además, que el sarcasmo, la mentira y el insulto son las armas que utilizan hoy en día los espíritus pobres a los que se les agota su retórica malintencionada.


  • Los esquizofrénicos existen en todas las capas sociales y en todos los credos orientales y occidentales. No faltan gentes con serios desequilibrios en su personalidad que echan la culpa de sus males a la misma Gnosis, o gentes que sufriendo importantes trastornos psicológicos conocen la Gnosis y luego continúan, como lo hacían antes, perturbando la vida de los demás. Sin embargo, este es un hecho que debe ser analizado muy juiciosamente ya que nunca debemos utilizar el mismo rasero para medir a todos los seres humanos por igual. De no tener en cuenta este aspecto caeríamos en el craso error de pensar, por ejemplo, que todos los sacerdotes han sido personas con grandes represiones sexuales cuando en realidad han existido y existen hombres con profunda vocación sacerdotal al margen de muchos otros sexualmente desequilibrados.


Ha llegado la hora de que salgan a la luz los oscuros intereses que mueven a los creadores de lagnosisdevelada.com a verter en sus páginas todo tipo de calumnias, difamaciones, insidias e infamias contra la Gnosis.


Ha llegado la hora de denunciar ante la conciencia solemne de todos los pueblos y razas, de todos los credos y culturas, estas prácticas mediocres carentes de toda moralidad y respeto, llenas de manipulación y engaño, cuyos artífices creen firmemente que el fin justifica cualquier medio.


Ha llegado la hora de hacer resplandecer la verdadera y legítima Gnosis y demostrar que esta es una enseñanza esencialmente ética y profundamente tolerante, cuyo único propósito es restituir en cada uno de nosotros la capacidad de vivir consciente e inteligentemente para eliminar en nosotros las causas últimas de nuestra ignorancia y poder sondear así los arcanos de lo Eterno y del Universo que nos envuelve.


LUX IN TENEBRIS LUCEM

La Luz en las tinieblas resplandece.